Lyle Lanley

Del monorraíl a ‘The Homer’: tres emprendedores extravagantes de Los Simpson

Emprendedores-Simpson-1

«Intentar algo es el primer paso hacia el fracaso», dice Homer, pese a que Springfield y todos sus habitantes parezcan inmersos en una gran incubadora de negocios. Qué duda cabe de que, tras 27 años y cerca de 600 capítulos, todo está en Los Simpson. Evidentemente, también los empresarios. Empezando por los propios Simpson y su insólita vocación emprendedora que, entre otras ocupaciones, ha llevado al cabeza de familia a liderar una empresa de quitanieves, administrar una feria o comerciar con grasa; a su mujer, a la venta de pretzels –financiada irregularmente por la mafia– o a la gestión de un gimnasio femenino, y que incluso ha tenido a Lisa como accionista de una infame planta de reciclaje.

En realidad, pocos son los trabajadores por cuenta ajena de un Springfield plagado de propietarios: desde el arquetípico empresaurio que representa Montgomery Burns hasta el afanoso Apu, pasando por el vendedor friki de la tienda de cómics, el avaro estafador Moe Szyslak o Ned Flanders y su tienda para zurdos. Todos ellos darían para una serie larga de posts, pero me centraré en tres secundarios célebres y que reflejan diferentes “versiones” emprendedoras hacia el éxito. O hatajos, según el caso. (más…)

Anuncios